Sábado  24 de Junio en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

Mató en Carlos Paz, degolló en Cuesta Blanca y lo dejaron en libertad

El asesino conocido como 'la bestia de las sierras', Sebastián Juárez, quien mató a una mujer en Carlos Paz y degolló a un hombre en Cuesta Blanca fue denunciado por los vecinos de San Francisco, que manifestaron que caminaba las calles del Barrio Parque con plena libertad.

Mató en Carlos Paz, degolló en Cuesta Blanca y lo dejaron en libertad
Carlos Paz. El asesino conocido como "la bestia de las sierras", Sebastián Juárez, quien mató a una mujer en Carlos Paz y degolló a un hombre en Cuesta Blanca fue denunciado por los vecinos de San Francisco, quienes manifestaron que caminaba por las calles del Barrio Parque con plena libertad. El joven fue declarado inimputable por un tribunal de Córdoba y debería permanecer alojado en un psiquiátrico de Cruz del Eje, pero trascendió que consiguió un permiso (que habría caducado ayer) para salir del internado y moverse con libertad durante las últimas dos semanas.
 
Según pudo conocer El Diario, obtuvo una salida transitoria autorizada por el psiquiatra (la ley lo permite) del 18 al 30 de marzo, y en el día de ayer, regresó al internado. La situación provocó la indignación de los vecinos de la zona, quienes no salían de su asombro porque el joven de 26 años entraba a comprar en diferentes comercios y se movía en remis o caminando mientras escuchaba música con sus auriculares.
 
Juárez se hizo tristemente famoso porque en el verano del 2015 aplastó la cabeza de una mujer y decapitó a un hombre en las Sierras de Córdoba. El primero de los casos sucedió en el barrio Sol y Río de Carlos Paz, luego que el joven sosrprendiera a una mujer y le reventara la cabeza con un objeto duro. La víctima fue identificada como Graciela Miño (62), era oriunda de San Antonio de Arredondo.
 
En su recorrido asesino, Juárez se trasladó hasta la localidad de Cuesta Blanca donde asesinó a sangre fría a un hombre de 70 años, identificado como Felipe Salinas. Todo ocurriò en una casa rural ubicada sobre la Ruta 14 que conduce al Valle de Traslasierra y la víctima fue decapitada.
 
El joven fue apresado sobre la misma ruta, tras haber llegado en un coche -presuntamente robado- hasta un puesto de regionales ubicado en el paraje Sixto Pereyra. Cuando el puestero se disponía a ayudarlo, le manifestó que se le había quedado el vehículo y un automovilista intentó asistirlo y contó que cuando los coches quedaron unidos, el joven intentó escaparse. Se trenzaron en lucha y antes que huyera, comprobó que Juárez tenía su ropa ensangrentada.
 
Finalmente, fue apresado cuando hacía dedo en la carretera y mientras era cercado por los efectivos policiales, Juárez gritaba: "El diablo me dijo que los matara, voy a seguir matando". 
Se le secuestró un total de tres mil pesos en efectivo (que no supo precisar de dónde había obtenido) y la investigación del crimen recayó en la Fiscalía de Carlos Paz, que vinculó ambos casos y determinó que el detenido era oriundo de Frontera, había llegado en el verano del 2015 a la ciudad y hacía malabares en los semáforos y tenía antecedentes.
 
El ADN del sospechoso apareció en la casa de Salinas y en el sector del río San Antonio en el que encontraron a Miño y el caso se resolvió, aunque en el año 2016, "la bestia de la sierras" fue declarada inimputable  y se ordenó su internación en una clínica psiquiátrica de Cruz del Eje.
 
La madre de Sebastián Juárez, Andrea Carrasco, manifestó a la emisora FM R90.7 de San Francisco que su hijo contaba con un permiso médico para salir del internado y que debía retornar en el día de ayer. Si bien evitó brindar detalles sobre la autorización que le otorgaron, los vecinos indicaron que se movía solo por la ciudad.
Comentarios