Domingo  30 de Abril en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

El pedido de Franco al policía que lo mató: "Pará, pará, pará, no tires"

'Pará, pará, pará, no tires' fue el pedido que Franco Amaya y su primo le hicieron al policía que lo mató de un disparo durante un control policial en Carlos Paz, en lo que sería un nuevo caso de 'gatillo fácil' que investiga la Fiscalía de Tercer Turno. Su madre, Laura Cortéz, aseguró: 'Cuando mi hijo esquivó a los policías para no chocarlos, le pegaron un tiro y se cayó'.

El pedido de Franco al policía que lo mató: "Pará, pará, pará, no tires"

Carlos Paz. "Pará, pará, pará, no tires" fue el pedido que Franco Amaya y su primo le hicieron al policía que lo mató de un disparo durante un control policial en Carlos Paz, en lo que sería un nuevo caso de "gatillo fácil" que investiga la Fiscalía de Tercer Turno. Su madre, Laura Cortéz, aseguró ayer: "Cuando mi hijo esquivó a los policías para no chocarlos con la moto, le pegaron un tiro".

La madre de Franco está desconsolada. Su hijo, el mismo que hoy debía recibirse de peluquero, que había cursado sus estudios en el CENMA 217 de Carlos Paz, que vivía en San Antonio de Arredondo, murió de un balazo en el pecho. El episodio ocurrió ayer en horas de la madrugada en la esquina de Alem y Los Gigantes, cuando el joven se trasladaba con su primo en una moto.

Agustín viajaba en la moto con Franco y contó que el policía salió de repente y no lograron detener su marcha, por lo que intentaron esquivarlo mientras le gritaban que no disparara. Sin embargo, el suboficial Rodrigo Busto tiró y la bala impactó en el pecho del joven, y la moto siguió su trayecto por veinte metros más, hasta que cayeron al pavimento.

La sangraba brotaba y Franco agonizaba. Su primo intentó llevarlo al hospital, pero los policías se lo impidieron. Primero descreían que la bala hubiese golpeado contra el motociclista y luego alegaron que no debían moverlo, porque estaba llegando la ambulancia. Pasaron los minutos hasta que Agustín -ayudado por un amigo- lo cargó en un Renault Clío y lo llevó al hospital. Lo dejó en urgencias y salió a toda velocidad a la casa de sus padres. Llegó lleno de sangre y repetía: "Me mataron a mi primo, me mataron a mi primo".

Su padre se llama Roberto, era tío de Franco, y contó que tardaron algunos minutos en reaccionar y cuando llegaron al nosocomio carlospacense, su sobrino había fallecido. "Según lo que dicen, el policía les hizo seña como para pararlos con la mano y disparó. Con una mano hacía seña y con la otra tenía el arma"; aseguró Roberto, quien lamentó el fatal desenlace.

Comentarios