Sábado  19 de Agosto en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

Carlos Paz: Un policía mató a un joven y se investiga si hubo "gatillo fácil"

Un policía disparó y mató a un joven motociclista de 18 años de edad durante un control policial en las inmediaciones del puente Los Gigantes de Carlos Paz, en un episodio que sus familiares denuncian como un caso de gatillo fácil. La fiscal Jorgelina Gómez decidió imputar al efectivo y ordenó su detención.

Carlos Paz. Un policía disparó y mató a un joven motociclista de 18 años durante un control en las inmediaciones del puente Los Gigantes de Carlos Paz, en un episodio que sus familiares denuncian como un nuevo caso de gatillo fácil. La víctima fue identificada como Franco Amaya, oriundo de San Antonio de Arredondo, y falleció en el Hospital Sayago a causa de las heridas sufridas. La fiscal Jorgelina Gómez tomó intervención y se encuentra investigando el caso, al tiempo que el acompañante del joven manifestó que se quedaron sin frenos.

Todo ocurrió esta madrugada en la zona sur de la ciudad, donde -en el marco del Operativo Verano- se instaló un puesto de control de la Departamental Punilla de la Policía de Córdoba. Según pudo conocerse, los efectivos intentaron controlar a los jóvenes que se trasladaban en la moto y como estos no detuvieron su marcha, abrieron fuego. Tras los disparos, los jóvenes cayeron de la moto y fueron asistidos por dos amigos que se trasladaban en un Renault Clío.

Agustín es el primo de la víctima y contó a El Diario: "Veníamos con la moto y antes de llegar al puente, salió un policía de repente y comenzó a hacernos señas para que frenáramos. La moto no tenía frenos y mi primo intentó frenar y no pudo, quiso hacer los rebajes y el policía disparó sin pensar nada. Sacó el arma de una y mi primo le hacía señas para avisarle que no teníamos frenos, pero nos disparó de una. Nos disparó desde muy cerca, pero yo no vi donde le pegó a mi primo. Sólo vi que comenzó a faltarle el aire y empezó a agonizar, yo escuché un zumbido y después escuché otro más lejos. Nosotros caímos al piso y el policía me decía que no le pegó”.

"Se acercó y decía que no le había pegado, yo le decía que tenía un balazo y el policía paraba a los taxis y a la gente y les decía que no me trajeran al hospital. Hasta que vino un amigo mío y lo cargamos sólo al auto y lo llevamos al hospital, y me fui a buscar a mi familia para contarles lo que había pasado”; relató el joven. "Había dos policías en el control y el otro estaba lejos. Mi primo empezó a agonizar, escupía sangre y cuando yo lo quería traer en la moto, el policía me decía que no lo tocara. Nos disparó sin ninguna razón”; relató, en declaraciones a este medio.

"Habíamos ido a buscar una camisa a la casa de mi primo en Playas de Oro porque nos íbamos al baile de Ulises Bueno, teníamos que ir al centro para comprar las entradas y en el camino nos pasó todo esto”; completó el joven, quien se mostró visiblemente conmocionado.

En tanto, los dos efectivos de la Policía de Córdoba que se vieron involucrados en el hecho manifestaron que la moto aceleró al llegar al puesto de control con intenciones de "embestirlos”, por lo que uno de ellos se arrojó al piso y escuchó que su compañero realizó un disparo. La bala impactó contra el tórax del conductor, quien siguió la marcha por aproximadamente 20 metros más y luego cayó al suelo. Se confirmó que no hubo un intercambio de disparos.

Galería de fotos
Comentarios