Domingo  30 de Abril en Carlos Paz, Córdoba, Argentina

Carlos Paz: El agua entró en la casa, perdieron todo y se salvaron de milagro

Una familia de Villa Carlos Paz perdió todo lo que tenían luego que su casa se viera inundada por el intenso temporal que azotó la ciudad, en un lamentable episodio ocurrido en una propiedad ubicada en la calle Los Tamarindos 961. Una madre y su hija quedaron encerradas en la vivienda por la fuerza del agua.

Carlos Paz: El agua entró en la casa, perdieron todo y se salvaron de milagro

La tormenta provocó destrozos en varias zonas de Villa Carlos Paz.

Carlos Paz. Una familia de Carlos Paz perdió todo lo que tenían luego que su casa se viera inundada por el intenso temporal que azotó la ciudad, en un lamentable episodio ocurrido ayer en una propiedad ubicada en la calle Los Tamarindos 961. Una madre y su hija quedaron encerradas en la vivienda por la fuerza que tenía el agua y tuvieron que romper una reja para que escaparan.

Alrededor de 1,30 metros de agua se metió en la casa y Leonardo Bustos contó que debió llamar a un contenedor y tirar gran parte de las cosas que tenía en su hogar, al tiempo que reconoció que sus vidas corrieron peligro y pudieron haberse electrocutado. Es la segunda vez que la familia sufre una inundación luego de un fuerte aguacero y sostienen que el municipio construyó una boca de tormenta que no sirve para solucionar la problemática y suele verse bloqueada por ramas y hojas.

"Se tapa el desagüe y venimos juntando firmas para que la Municipalidad haga algo. Cada lluvia fuerte, termina inundando toda la casa. Hemos tirado muebles y muchísimas cosas, entró más de un metro y medio a mi casa. Se inundó todo y estaba mi señora con la nena adentro y cuando se llenó de agua, se le trabaron las puertas y no podían salir, Comenzó a gritar y una vecina tuvo que romper una reja para sacarla por la ventana. Mi señora bajo la térmica y eso las salvo"; manifestó.

"Todo flotaba y estuvimos todo un día limpiando el barro y sacando todas las cosas arruinadas por el agua. Yo tengo un hijo de 15 años y una hija de 6 y están muy alterados por todo lo que pasó. Es lamentable, porque siempre viene la Municipalidad y nos dicen que hay que hacer de nuevo la bocacalle y no se hacen. Cada que cae una gota, nosotros peligramos y no entiendo si esperan que haya algún muerto para hacer las cosas. Yo agradezco a Dios porque estamos bien y a los vecinos, porque nos dieron una gran mano en un momento difícil que nos tocó vivir"; agregó el hombre, en declaraciones a El Diario y reconoció: "Sentimos mucha desesperación y pasó todo en segundos".

"Nos estamos quedando ahora en la casa de una vecina y mi mujer cortó la térmica y se salvaron por eso. Todos los días tenemos que sacrificarnos para luego perderlo todo en diez minutos. Estoy medicado desde la última vez que vivimos una situación así y si no fuera por la vecina, estaríamos hablando de otra cosa. Necesitamos que se hagan las obras necesarias"; completó ayer Leonardo.
Comentarios